Recuerdos enterrados

Después de terminar Despedidas y reencuentros toca continuar la guía explorando las Ruinas del Pórtico del Fénix.

Avanza un poco para ver una escena y baja las escaleras para seguir al hombre encapuchado.

Explora la Cámara Sacra hasta llegar al ascensor donde te tocará luchar contra unos Insectos empíreos.

Una vez que llegue abajo a la Sala de los Ancestros te estarán esperando un grupo de Cazadores empíreos y Nodos defensivos, derrota primero a los nodos ya que dan soporte a los otros.

Abre la puerta y limpia la siguiente sala de enemigos y házte con los objetos que veas. Hay un cofre junto a la salida con 50 guiles y 5 colmillos afilados.

Detrás de la siguiente puerta te espera un enemigo un poco más duro, un Guardián empíreo.

El guardián utiliza una espadas láser bastante visibles para evitarlas cuando te ataque. Si saca 2 espadas hará un ataque giratorio con el que debes retroceder. También tiene un ataque "en cúpula" de la que debes salir.

Antes de pasar a la siguiente sala abre el cofre que contiene el accesorio Merced del viento (Garras fulmíneas).

Avanza y te encontrarás con unos boms, si los conoces de la saga sabrás que si no los eliminas rápido explotan. Si ves que está apunto de explotar puedes arriesgarte a matarlo si le queda poca vida, o sino muévete lo más lejos posible.

Sube en el ascensor y abre el cofre que verás que contiene 1.200 guiles, que serán más si tienes equipado algún accesorio que aumenta los guiles obtenidos. Puedes equiparlo sólo para abrir el cofre y luego quitártelo, pero tampoco te va a sacar de pobre.

En la siguiente sala te espera un guardián empíreo acompañado de varios nodos defensivos y cazadores. Elimina primero a los nodos y cuando hagas suficiente daño al guardián usa ataques de área para los cazadores.

En la siguiente zona habrá más empíreos junto a unos boms y un cofre con el accesorio Voluntad del viento (Zarpazo evasor).

Avanza hasta la siguiente puerta donde te espera el primer jefe de las ruinas, Ferrogante.

Ferrogante

Ferrogante tiene un par de combos básicos con los que te atacará. Si te acercas mucho usará un pisotón eléctrico y si te alejas usará ataques a distancia como una embestida o unas ondas.

Sus ataques básicos consisten en un espadazo circular fácil de esquivar y un puñetazo eléctrico, que si tienes la suficiente habilidad puedes bloquearlo con un ataque.

Pese a su gran tamaño es más sencillo que te mantengas cuerpo a cuerpo.

Una vez quede vulnerable y se recupere, el combate pasará a una segunda fase donde podrá usar Carga Atómica donde su barra de vida pasará a color morado y tienes que bajársela antes de que cargue el ataque.

El resto del combate sigue siendo parecido a la primera fase, instígale hasta que lo derrotes.

Coge las pociones de los alrededores para recuperarte y abre el cofre que contiene el accesorio Merced del viento (Ciclón lacerante).

Baja por cualquiera de las escaleras laterales hacia la siguiente plataforma donde verás un Lich, es un enemigo molesto, pero que tiene poca vida. Tiene muchos ataques circulares con su guadaña y se puede teletransportar. Si usa Apoteosis segadora y tienes suficiente habilidad puedes bloquearlo de un espadazo, en caso contrario lo mejor es mantener la distancia hasta que acabe.

Continúa a la siguiente habitación en la que hay unos espectros. Ahora debes ir por ambas puertas derrotando enemigos y activando los mecanismos. Retrocede a donde peleaste con el lich donde habrá aparecido otro cristal que tendrás que activar para desplegar un puente.

Cruza el puente para llegar a la sala donde te espera lo fuerte, verás unas escenas y comenzará tu enfrentamiento contra Ifrit oscuro.

Ifrit oscuro

La estrategia a seguir es similar a la que usamos contra Garuda, acércate a las piernas y atácale desde ahí. Si se mueve mucho siempre puedes usar impulso ígneo para volver a acercarte.

Ifrit usará Embestida escarlata que puedes esquivar de forma perfecta para hacerle un contraataque.

Tienes que estar atento a su ataque de área Explosión volcánica, del cual debes salir de la zona en cuestión.

Cuando llegue a vulnerable el combate terminará.

Sin embargo aún no ha acabado todo, falta un jefe más: Clive oscuro.

Clive oscuro

Tal y como parece es como combatir contra ti mismo. Tiene los mismos ataques, mismos combos, estocada ardiente, piro, etc ... la primera fase es muy sencilla.

Una vez dejas a tu versión oscura en vulnerable y se recupera, el combate pasará a la siguiente fase donde usará Superación y se volverá loco, contando con nuevos ataques.

El primero de ellos es Incineración que te dañará de frente, trata de colocarte detrás suya cuando lo realice.

Usará Piro+ 2 veces seguidas, una vez desde abajo y en la otra se teletransportará antes de lanzarlo.

Otro ataque que usará es Caída meteórica, el cual puedes esquivar antes del choque.

El combo que utiliza es bastante largo y se puede contrarrestar con un golpe, sin embargo si no eres capaz de sincronizarlo correctamente es mejor que huyas.

Por último cuenta con una embestida sencilla de esquivar y en la que se quedará pensando un rato si logras evitarla.

Después del siguiente vulnerable utilizará Fuego infernal, aléjate todo lo posible mientras evitas el fuego, ya que al terminar provocará una gran explosión.

Añadirá un nuevo ataque llamado Erupción mucho más sencillo de esquivar que los otros.

En cuanto vuelva a caer en vulnerable y se levante comenzará una nueva fase del combate en el que verás varias secuencias interactivas entre los 2 Ifrits donde tendrás que pulsar los botones que te indiquen.

Al finalizar el combate además de las escenas obtendrás el trofeo Aceptación y habrás desbloqueado los poderes del eikon que te darán acceso a nuevas habilidades de combate.

La misión finalizará tras estos épicos combates y pasarás a Una razón por la que vivir.