Presagio en difícil

Te enseñamos cómo derrotar al jefe Presagio en Final Fantasy VII Remake en el modo difícil, incluyendo a los presagios carmesí ,vital y fulminante y al Eco de Bahamut.

El presagio del destino formado por los ecos es el último combate antes de enfrentarnos a Sefirot en el Capítulo 18: Allá donde conduzca el destino. Estrategia y consejos para vencer al presagio, presagios fulminante, vital y carmesí, y al Eco de Bahamut en el modo difícil, pero también útiles para cualquier dificultad inferior.

Preparación

Presagio

Para este combate necesitarás preparar a los 4 personajes de tu grupo.

A Cloud equípale el accesorio crepúsculo universal y la materia clarividencia, a Aeris el collar sanador, y a los otros 2 el mejor equipo que tengas.

En cuanto a materias ya hemos mencionado clarividencia, pero también es conveniente que equipes la materia oración a Aeris, una materia curativa y resucitadora por personaje, al menos a uno de tus personajes una materia temporal y 2 protectoras. Lo demás deben ser materias vigorizantes hasta llegar al máximo de vida posible, otras materias moradas que aumenten parámetros y materias de apoyo y moradas que aumenten tus segmentos BTC’s con diferentes acciones.


Hay que añadir que este combate influirá en quien participa en la batalla contra Sefirot según un sistema de puntuación que funciona de la siguiente forma:

Empezarás siempre con Cloud, pero los 2 personajes que se unan a él contra Sefirot y el orden en que lo hagan dependerán de los puntos conseguidos.

Combate

Empieza usando clarividencia con Cloud y ataca a los 3 presagios pequeños, el carmesí, el vital y el fulminante. Céntrate en uno de ellos, el que más puede llegar a incordiar es el presagio vital así que empieza por él.

Cuando el presagio grande utilice transmigración luminosa debes esquivar los rayos que se señalan en el suelo.

Al dejar a uno de los presagios al 50% el combate cambiará de fase. Si has usado revitalia en tus personajes al finalizar la primera parte del combate la mantendrás (al igual que cualquier otro estado, incluído clarividencia).

Manejarás a Cloud, ve por la “tubería” del fondo y avanza hasta que vuelvan a aparecer los 3 presagios pequeños con la vida a tope. Igual que antes, ve a por uno de ellos.

Al bajar la suficiente vida volverá a ocurrir lo mismo y tendrás que seguir avanzando por donde te abre hueco Barret. Al final de este camino te enfrentarás solo a la versión carmesí, al cual puedes contraatacar con el modo ofensivo de Cloud si te defiendes.

Olvida los ataques que suban su barra de vulnerabilidad ya que no harán que suba en absoluto. El grande utilizará llamas del destino las cuales te pueden causar daños considerables.

Al bajarle toda la vida quedará en vulnerable, y el daño que le ocasiones en este momento será infligido al gigante hasta que llegue al 80% de su vida, por lo que es mejor que te reserves los límites de momento.

En la siguiente fase del combate te enfrentarás a las versiones vital y fulminante, combatiendo únicamente con Cloud y Barret (junto a Red XIII controlado por la IA).

Céntrate en uno de ellos, recomendándote que sea primero el vital, y cuando acabes con él quedará en vulnerable como pasó con el carmesí. En este momento debes atacarlo lo suficiente para dañar al presagio gigante hasta que le bajes otro 20% de vida. Después ve a por el otro que quedé y procede con la misma operación.

Tras una breve escena tendrás que luchar con Cloud, Tifa y Aeris contra lo que en principio parecen los 3 presagios, pero esto durará muy poco ya que se fusionan formando un Eco de Bahamut. Antes de que se fusionen aprovecha para usar revitalia y otros estados beneficiosos que quieras.

Sus ataques son más poderosos que los utilizados por los presagios, y su rango de ataques es excesivamente grande. El ataque más peligroso de todos es el Megafulgor, si no estás a tope de vida lo pasarás muy mal cuando lo utilice.

Otros de sus ataques son Garra Oscura, Golpes de aura, Aliento fulgurante o Inferno. Si te ves en dificultades para esquivar estos ataques la mejor opción es defenderte de ellos y curar a continuación.

Si reservaste los límites es tu momento de usarlos, lo mismo con la invocación, no hace falta que esperes a dejarlo vulnerable. Si has utilizado la cadena de fisión de Cloud habrás dejado fatigado a Bahamut, por lo que puedes aprovechar a golpear con todas tus ganas.

Puedes tratar de aumentar su barra de vulnerabilidad mientras está fatigado, así el jefe estará más tiempo recibiendo golpes que atacando (lo cual es muy peligroso como habrás visto).

Una vez derrotes al Eco de Bahamut, volverán a separarse los presagios pequeños. Si invocaste y todavía sigue activa la invocación te ayudará un poco para esta parte.

Céntrate en uno de ellos, a poder ser el vital, y ve liquidándolos de uno en uno. Cada vez que uno quede en vulnerable recuerda atacarlo al máximo para hacer daño al grande, si no derrotas a tiempo a uno de ellos mientras está vulnerable volverá a rellenar su vida al máximo y tendrás que repetir lo mismo otra vez.

Una vez hayas derrotado a los 3 cambia a Aeris y ataca a distancia para darle el último golpe que al gigante. Cuando lo hayas hecho recibirás en difícil el Manual de tiro (vol. 14) para Barret.